Categoría -Sin categoría

Mis primeros tres meses en Berlín

Hace unos cinco meses que no actualizo mi blog. No he hablado públicamente de mi experiencia en Alemania, y esto contrasta bastante con todo el tiempo que dediqué, diariamente, a narrar mis aventuras por Turquía. La llegada a Berlín ha sido muchísimo más complicada que mi primera experiencia de vida en el extranjero y, aunque pueda parecer al revés, una ciudad europea supone un reto mayor para cualquier inmigrante que una de Oriente Medio. Lo primero que quiero decir es que, a día de...

Qué cabe salvar de los libros de autoayuda

Cualquiera reconoce un estilo afectado y poco sincero en los libros de autoayuda más exitosos que podemos encontrar en las librerías. Sus capítulos están dispuestos de una manera peculiar, mostrando en primer lugar las bases de su sistema y, finalmente, las posibles consecuencias del mismo. Sus frases son un compendio de exhortaciones al lector para que este se mueva hacia un fin determinado, que tiene que decidir por sí mismo. La mezcolanza de ideas diversas y sin apenas nexo...

Mi viaje por Egipto – El regreso

Después del susto de la señora alemana y gracias a un conductor que apretó el pedal del acelerador más de lo debido, fui capaz de coger el autobús para llegar al Cairo con tiempo suficiente. Hacia Hurghada solo había autobuses, ya que la línea ferroviaria egipcia transcurre por el delta del Nilo. De ambos viajes recuerdo poca cosa, no ocurrió nada relevante. Llegué a Hurghada en la mañana del día 29 de enero. Mi vuelo salía unas 20 horas después, así que había logrado mi...

Mi viaje por Egipto – El monte Sinaí

  Los vídeos y fotos que saqué son espectaculares, y desde luego que no por la pericia del fotógrafo, sino por la belleza del lugar. La subida al monte Sinaí fue emocionante, y más la llegada a la cima. Una camioneta fue pasando de hostal a hostal para recogernos a varios turistas europeos, sobre la una de la madrugada. La idea era iniciar el viaje  por carretera durante la noche para, al cabo de unas horas, llegar al monasterio a los pies del Sinaí e iniciar la ascensión con...

Hacia Alemania sin billete de vuelta – Presente y futuro

De mi anterior post parece desprenderse que yo me voy a Alemania porque amo su cultura y que, en realidad, comenzar a vivir ahí es un regalo para mi espíritu e inteligencia. Esto es totalmente cierto, pero no quiero perder la perspectiva de que también voy ahí a trabajar, como mano de obra barata, en algún minijob o trabajo que me permita ganarme la vida mientras adquiero el suficiente nivel de alemán, e intento mejorar. He sabido en las últimas semanas que Berlín es la ciudad...