Cómo canta Rob Halford

twittergoogle_plusrssyoutubetwittergoogle_plusrssyoutube

Hace años hablé en el podcast de la voz de Axl Rose.
Tras mucho tiempo mejorando mi propia voz y aumentando mi experiencia en escenarios y ensayos he conseguido descubrir los momentos principales del canto, de la voz y de esta actividad completa e irreducible a sus partes que es ACTUAR EN UN ESCENARIO.

El cantante tiene que tener buen gusto. El buen gusto se entrena, no sale de la noche a la mañana. El buen gusto no es producto (al menos no tan solo) de la educación y de la teoría, es producto de la experiencia, como todo. Nuestras neuronas responden activamente a los hechos ambientales (culturales, naturales…) y en base a ellas actuamos.
Vivir no es otra cosa que actuar. Persona. En latín persona es máscara, máscara de actor. En nuestra sociedad persona, personalidad… es lo que nos identifica más allá del DNI, más allá del ámbito público, es lo que nos convierte en sociedad civil. Y de nuevo la sociedad civil es mucho más que la suma de las partes (de las personas/personalidades).

El cantante que os traigo hoy (digo “hoy”, ¡como si cada semana trajese a uno diferente!) es Rob Halford. Ya hablé, repito, de Axl, otro día de Michael Jackson y otro día de Camarón. Son estilos muy diferentes y hoy me gustaría hablar de la evolución de Rob comparada a la de Axl.

Ambos comienzan a cantar muy jóvenes.
La vida de Rob es mucho más sencilla que la de Axl. Es una persona mucho más culta, más interesada por asuntos sociales, literatura inglesa, lovecraftiana… como así podemos ver en muchas de sus canciones (dioses, acontecimientos atmosféricos fuera de lo común). Al ser un hombre más culto sus letras no solo tratan de amores no correspondidos y de conflictos con la policía. Axl ganará a Rob en el compromiso social. A pesar de su inferior educación Axl Rose tiene un compromiso político mayor en sus canciones, desde su primer disco hasta su último disco. Un buen ejemplo de esto sería Civil War o Get outta get me.

Sin embargo, no estoy diciendo que Rob Halford sea un cantante apolítico. Creo que es un hombre comprometido. Más allá de pertenecer a la subcultura del metal, pertenece a otra subcultura que ha permanecido como tal en buena parte de finales del siglo XX: la subcultura gay. Rob Halford fue el primero en extraer la forma de vestir de la estética leather gay y traspasarla a un ámbito totalmente heteropatriarcal y machista como era (y, en ocasiones, sigue siendo -puedo dar fe de ello-) el metal.
Canciones como Screaming for vengeance (que os adjunto aquí), Electric Eye (una crítica a las agencias de información omnipresentes, al ojo que todo lo ve…) y, sobre todo, Breaking the law… son una buena muestra de cómo sin nombrar las cosas por su nombre la poesía y las letras del metal siguen pudiendo representar una crítica aguda a la sociedad. Como dicen por ahí: “poesía que no sacrifica, bajo ningún concepto, el pensamiento en beneficio de una rima agradecida”.

La voz es importante, y la actuación en general también.
Axl Rose es mejor actor en el escenario que cualquier otro cantante que haya podido ver con su edad (25 a 33 años). Quizá esto tenga que ver con su hiperactividad. No hay más que ver el concierto del 88 en el Ritz (para la MTV, cuando esa cadena servía para algo más que para publicitar bazofia con ritmo).

Rob es más elegante, más pausado. Es pura pose. Una pose tranquila que en pocas ocasiones (salvo en los últimos 15 años) deja entrever el esfuerzo físico que está haciendo. El ritmo trepidante de los riffs de Judas Priest consiguen dejar exhausto a cualquiera que intente hilar varias de sus canciones.

En determinado concierto se peinan Electric Eye, The Sentinel, Night Crawler, The Ripper y Beyond the realms of death… canciones que juntas podrían terminar con cualquier cantante curtido en mil batallas. En cambio Rob Halford aguanta el tipo, chorreando sudor pero soportando carros y carretas.
Supongo que la droga ayuda.

La voz de Rob Halford era tremendamente aguda en la grabación de su primer disco (Rocka Rolla), y eso es un peligro para la elegancia en directo. Grabó este primer disco al final de sus 22 años.
Yo mismo me encuentro a la mitad de mis 22 años y con previsiones de grabar un disco en menos de medio año y doy por supuesto que la voz que tengo ahora madurará si sigo dedicándome a ella durante los próximos diez años de mi vida.

Así hizo Rob Halford y podemos ver que trata su voz mucho mejor que Axl Rose.
Se cuida más, la sabe usar mejor.
Las letras y las canciones en general de Judas Priest dejan al cantante tiempo suficiente para respirar, eso si es capaz de recuperarse de largas travesías por agudos exigentes. El cantante de Judas Priest tiene un control excelente de la respiración salvo, como digo, en estos últimos años. Cualquier vídeo de Painkiller de estos últimos años es ver a un Rob Halford desgañitado, no ya por alcanzar el tono -es imposible copiar el disco literalmente- sino por recuperar la respiración a tiempo para la siguiente vuelta de la estrofa.

Las canciones de Guns n Roses son mucho más punks, el esfuerzo que se hace en ellas por la gran mayoría de los imitadores es precisamente la imitación sucia de la voz (sucia de por sí, voluntariamente) del cantante. Axl Rose ensucia la voz y al ensuciarla no suena del todo mal por su entrenamiento y porque su tono de voz es gravísimo. Rob Halford, sin embargo, es un tenor con todas las de la ley y sus agudos son más chillones que los de Axl (más gatunos).
Un consejo. Si venís aquí para buscar información sobre cómo imitar a Axl Rose os recomiendo que no hagáis tonterías. Yo las hice desde los 15 hasta los 19 y cuando comencé a cantar con mi voz propia la cosa comenzó a mejorar muchísimo (ya no me moría a los 15 minutos de poner esa voz de gato, forzada, rasgando el puro tejido amigdálico). Tuve suerte de no tener nódulos o pólipos.
La vibración de las cuerdas vocales, en Axl Rose, recibe una ayuda terrorífica de un cierre voluntario. Es como cantar cerrando la garganta a voluntad. Con materiales perecederos podemos jugárnosla pero con nuestra garganta hay que tener cuidado. Conozco casos de gente que ha vomitado sangre por jugar a ser un rockero guay tipo AD/DC o Guns n Roses.

La voz de Rob Halford fue adquiriendo tonalidades más graves y rasgadas (voluntariamente, pero sin forzar) poco a poco. Su voz no era falsete sino una voz de cabeza muy aguda que permitía la salida del chorro de voz al que nos tenían acostumbrados pocos cantantes más.
Con 35 años Rob llegó a su madurez vocal.
Los agudos estaban más enfocados y controlados, tenía algo menos registro que en su juventud pero mucho más controlado, proyectado y limpio.

No quiero ser más teórico.
Vamos a disfrutar.

Fran Riveira, en Zaragoza, 28 de noviembre de 2013.

Facebooktwittergoogle_plusmailFacebooktwittergoogle_plusmail

Sobre el autor Ver todos los posts

Francisco Riveira

Graduado en Filosofía. Investigador predoctoral en Filosofía y Retórica de la Ciencia.

Berlín, Alemania

6 comentariosDeja tu comentario

  • me gusto lo que escribiste, yo soy un musico amateur, creo en veces tener una voz poderoza, pero soy victima de la situacion y como dices del ambiente en que me desemvuelvo, llegue aqui por que soy un apasionado de judas priest y por ended de rob halford. bien por ti, tienes buen estilo al escribir.

  • Hola Nery! Me alegro de que te haya gustado el post. Si quieres mi consejo, como cantante aficionado de metal, es que vayas a alguna clase con un profesor de canto para que te ayude a proyectar bien tu voz, a respirar, etc. A veces creemos que sonamos muy bien, como en tal disco o en tal directo, y sin embargo nos estamos haciendo mucho daño.

    Un saludo!

  • A mí, Rob Halford me parece un cantante patético. Esa voz chillona y estridente me resulta muy desagradable. Y si os dáis cuenta, en algunas canciones desafina. En cuanto a Axl, tampoco me gusta cómo canta… Guns and Roses me gusta como grupo, pero la voz de Axl suena demasiado a chicharra, llegando a veces a ser desagradable.
    Muchas veces se hacen comparaciones entre Halford y Dickinson, e incluso hay gente que dice que Halford es mejor cantante… increíble pero cierto, cuando la maricona chillona no le llega a Dickinson ni a la suela de los zapatos.

    • Buenas. Gracias por tu comentario. Respecto a lo que comentas, para gustos colores, la verdad. Rob Halford tiene muchas facetas y la voz varía mucho a lo largo de la vida de las personas. Quizá al principio era más chillón pero en su madurez vocal logró unos agudos potentísimos que acompañaban perfectamente los riffs de Tipton. Además, como curiosidad, Pavarotti lo consideró como su cantante favorito fuera de la ópera.
      Por otro lado, comentarios como “maricona chillona” te los puedes ahorrar, al menos en este blog. Nunca sabes quién se puede sentir ofendido.

  • entré acá buscando formas de cuidar y preservar la voz rasgueada. mi registro es muy bajo, y sólo subo con técnica que llamoa screamo falseto, imitando acdc, guns n roses o judas priest, overkill, wasp… tengo una banda de tributos y quiero saber cómo preservar, cuidar la garganta, primero para que a la hora y media de concierto pueda seguir alcanzando los agudos (por qué al rato la voz no es la misma?, qué es lo que se inflama o se raspa o se quema?, qué producto, fruta, hierba evita que eso pase o cura la garganta?,,) qué cuidados al calentar y después de tocar podríamos tener para lograr 20 años de carrera? gracias !

  • Creo que no hay comparación entre Halford y Axl, y bueno creo que Halford es el mejor en su genero heavy metal y aun ahora lo sige demostrando a la edad que tiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *