Galdós real

twittergoogle_plusrssyoutubetwittergoogle_plusrssyoutube

Galdós decía, con menos de 18 años, que la realidad era ya suficientemente poética y que la poesía era un artificio sobre otro artificio (esto último lo añado yo).

Cuando hacemos una caricatura sobre otra por narices lo que resulte tiene que ser espantoso.
Quizá por eso me gusta tanto leer al escritor canario: no se inventa nada, solo acude al lugar, pregunta a la gente y después lo plasma en un libro, salpicado muchas veces de una ficción que da frescura y velocidad a la lectura.
La única vez que me he sentido patriota (o lo que nos quieren hacer creer que ser patriota es) fue leyendo Trafalgar. Dentro de la piel del aventurero (Gabriel Araceli, protagonista de los libros de la primera serie de los Episodios Nacionales) logré teletransportarme al menos temporalmente a aquella época en la que unos cuantos españoles se las veían y se las deseaban para expedir el certificado de visitante non grato a los ingleses.
La unión se da ante el enemigo, sea en una guerra o en un partido de fútbol.
La unidad nacional es una ficción, pero como toda ficción, necesita ser legitimada por los órganos estatales (que son, o parecía que eran, los más poderosos).
Pensamos que todos los nacionalismos, dentro de lo irracional de su planteamiento, pugnan por sobresalir unos por encima de otros.
Por muy irracional que sea la batalla, no deja de ser batalla.

A continuación, un poco de realismo galdosiano al más puro estilo para que veamos que también los dorados escritores patrios tenían sus problemas con los usureros y con los mundanos aspectos materiales de la puesta en escena de sus obras teatrales. Don Benito no iba a ser menos:

Madrid y mayo. 18. 1918.
Mi queridísimo Ayala:
Me ha sorprendido mucho que todavía “El Sol” no publique ni anuncie “Santa Juana de Castilla”. 
Considere Vd que el martes próximo es la última función de esta obra con mi sacrificio. Estoy muy disgustado con Margarita Xirgu que procede con una irregularidad inconcebible.
Pienso hablarle con toda franqueza negándole mi concurso en su próxima campaña de Barcelona. 
En cuanto a “El Sol” procure Vd. activar la publicación del folletón.
Sabe cuánto le quiere y admira su constante amigo que le abraza.
Benito Pérez Galdós.”
“Madrid y Mayo. 25. 1918.
Mi querido Ayala: 
La conducta de “El Sol” que no publica ni anuncia la “Santa Juana de Castilla” me ha puesto en una situación verdaderamente aflictiva. ¿Qué hacemos? Ni siquiera tengo ejemplar para imprimir la obra y darla a el público que ya me parece que es tiempo, pues el único ejemplar lo tiene “El Sol”: Haga el favor de decirme hoy mismo lo que hay de este asunto, para yo tomar una resolución. 
Esperando su rápida respuesta se reitera de Vd constante y ferviente amigo que le abraza.
Benito Pérez Galdós”.
Las dos últimas cartas están transcritas, Benito no podía puesto que la cegera se lo impedía.
La firma es lo único que da él y apenas es legible.
Facebooktwittergoogle_plusmailFacebooktwittergoogle_plusmail

Sobre el autor Ver todos los posts

Francisco Riveira

Graduado en Filosofía. Investigador predoctoral en Filosofía y Retórica de la Ciencia.

Berlín, Alemania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *