Mi experiencia con los juegos de rol online – Primera parte

twittergoogle_plusrssyoutubetwittergoogle_plusrssyoutube

Nunca había escrito sobre esto. Hoy quiero hacerlo aunque no muy largamente. Mañana seguiré con el resto de la historia porque creo que tiene algún tipo de interés.
Los juegos de rol me han costado muchas horas de vida, no ya por el hecho de rolear (que también) sino por el hecho de administrarlos.

Desde siempre, cuando alguien me decía que jugaba a un juego de rol, yo pensaba que era un friki de narices que no tenía suficiente con su vida personal como para contentarse y necesitaba de jueguecitos para suplir sus carencias. Pues bien, esa es una tontería de las gordas. Los juegos de rol, como la mayor parte de los juegos, pueden convencer a personas que jamás te hubieses esperado. Lo mismo ocurre con los drogadictos: si su ambiente no hubiese sido propicio para iniciarse en la droga, jamás lo habrían hecho.

Un buen día, navegando por Internet, busqué un juego similar a los Sims pero que transcurriese online. Lo que quería era simplemente un divertimento más. Antes de realizar esa búsqueda no podía siquiera imaginarme cuánto tiempo pasaría con los juegos de rol durante los años sucesivos.

Llegué al GTA San Andreas, a un mod en concreto llamado San Andreas Multiplayer (SAMP). Este mod, por el año 2009 (en el que yo lo conocí) estaba bastante verde, aunque ya se podían hacer cosas interesantes con él. Para quien no sepa lo que es un mod: se trata de una modificación de un juego conocido (y que permita esa posibilidad de expansión) creada por una comunidad amante del juego y que quiere seguir dedicándole más horas, aunque sea fuera de su línea argumental.

El caso del GTA San Andreas, como del resto de GTAs, es especial. El SA planteaba un mundo abierto en el que apenas había limitaciones. Podías bucear, nadar, llevar una bici, un taxi, una ambulancia, un avión y un helicóptero, además de otros vehículos. También podías correr, saltar, escalar… tumbarte, etc. Había un montón de posibilidades tanto visuales como funcionales.

La mayoría de los mods de GTA San Andreas se creaban para jugar al ladrón vs policía, o eran Deathmatches. Pero había un tipo de juegos que eran los que yo buscaba: los juegos de rol.

Por aquel entonces existían dos o tres servidores de rol en castellano que funcionaban bien y uno en inglés que llamaba mucho la atención por sus funcionalidades y cantidad de usuarios. También la comunidad rusa de SAMP era increíble pero la obvia limitación del idioma me impidió registrarme en sus páginas.
No me metí en el servidor inglés (LSRP) y probé en dos de los servidores españoles más importantes de aquel momento: LSRPes y Gamerol.

Después de probar Gamerol durante una semana no lo volví a soltar en 3 años.
En los próximos posts me gustaría contaros mi experiencia.

Facebooktwittergoogle_plusmailFacebooktwittergoogle_plusmail

Sobre el autor Ver todos los posts

Francisco Riveira

Graduado en Filosofía. Investigador predoctoral en Filosofía y Retórica de la Ciencia.

Berlín, Alemania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *