Últimos días en España

twittergoogle_plusrssyoutubetwittergoogle_plusrssyoutube

Ya no me queda nada para irme de España. Siempre que digo esto lo digo con intenciones de volver pronto (viajes con vuelta cerrada) pero en este caso es imposible de adivinar. ¿Qué será de mí después de este año? No quiero volver al mismo ambiente de siempre, no cabe duda, pero, ¿qué ambiente es ese de siempre? Desde que entré en la Universidad no tengo zona de confort. Cada año es un piso nuevo, gente diferente, contenidos curriculares diferentes… Unos años es un grupo de música, otros años es lidiar con una pareja o con otro tipo de actividades extraescolares, pero ya no repito rutinas. Me gusta, a pesar de todo, mantener la rutina. Esa es una de las cosas que no tendré en Estambul: rutina. Voy a hacer mi último año de carrera y, por tanto, toca elaborar un Trabajo de Fin de Grado. Este trabajo sirve como comienzo de la especialización y así lo veo yo: más que un final, un comienzo. Me parece interesante la posibilidad de dar clases a personas de secundaria, siempre me he visto como profesor y creo que sería uno de los buenos (si me dejan intentarlo). Pero también me llama la atención la posibilidad de investigar, de seguir estudiando, de dar clase a personas interesadas en cuestiones más profundas y especializadas que las que se pueden llegar a tratar en secundaria… Creo que es la continuación lógica desde aquel día en que decidí que iba a seguir con esto. He probado también a estudiar otras carreras pero la primera, la filosofía, es mi auténtica vocación. Me gustaría también tener un grupo de música con el que dar bolos permanentemente. Y también me gustaría aprender a volar un avión. Ambas cosas son bastante incompatibles con un modo de vida nómada como el que pretendo llevar yo.

Ya digo que no sé dónde estaré de aquí a un año. Normalmente pienso esto en las campanadas: ¿dónde pasaré el próximo año? Y de momento estas próximas campanadas no las podré celebrar en España sino en otro país, con gente nueva, de otros lugares del mundo, que tampoco volverán a sus países (ahí los exámenes se terminan algo entrado el año).

Así que en estas estamos. Mi intención, y ya se lo decía a alguien por Twitter, es documentar lo mejor posible esta nueva aventura. Este blog, hasta hoy, ha sido un lugar de reflexión y por tanto seguiré haciéndolo tal y como hasta ahora. Sin embargo, creo que sería una tontería no aprovecharme del lugar y enseñaros rincones de Estambul y de Turquía en general que no se ven en las guías de viajes. Tengo diez meses para ver más de lo que podría ver cualquier turista con mucha paciencia así que no me pienso agobiar intentando ir contrarreloj para ver lo máximo posible. Si un día me apetece perderlo en un barco por el Bósforo, eso haré. Si en otro me apetece leer en el campus gatuno de la universidad, también lo haré. Por supuesto, también comentaré sus situación política, que es apasionante.

Por eso me gustaría subir varios vídeos a YouTube. El viaje de ida va a ser, en su mayor parte, de noche, así que no se va a apreciar apenas los lugares por los que transitaré. Me gusta hacer vídeos de los despegues y aterrizajes pero en este caso apenas se verá la silueta de las nubes… Este blog, por tanto (y cuando tenga la nueva web, que ya está casi lista), tendrá contenido audiovisual tan pronto como tenga algo de contenido. No esperéis ediciones de la leche ni grabaciones con una calidad enorme. Haré lo que yo y la cámara de mi Galaxy Note II mejor podamos (¡al menos graba en HD!).

Por hoy está bien, mañana ya escribiré desde Zaragoza.
Espero hacer un post sobre los temas burocráticos para el que le pueda servir.

Un saludo.

En Logroño, España.

Facebooktwittergoogle_plusmailFacebooktwittergoogle_plusmail

Sobre el autor Ver todos los posts

Francisco Riveira

Graduado en Filosofía. Investigador predoctoral en Filosofía y Retórica de la Ciencia.

Berlín, Alemania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *